Contactos Agregar a los favoritos
 
 
buscar
El jardín
Jardín

El jardín es la porción de terreno donde se cultivan diversas especies vegetales ornamentales. Su finalidad es puramente decorativa, de placer, y esparcimiento

Puede incorporar materiales naturales o confeccionados por el hombre. Los jardines occidentales se centran en la vegetación. En cambio, algunos jardines orientales, como los Zen, la utilizan poco, o prescinden de ella en absoluto.

Los jardines han variado a lo largo de la historia, en cuanto a su diseño y a la elección de especies elegidas. La ingeniería genética y las técnicas de producción han ampliado la diversidad, aportando variedades híbridas, que se adaptan a los diferentes diseños. Las corrientes ecologistas planifican los jardines tomando en cuenta otras premisas, como la priorización de especies autóctonas, promoviendo el buen empleo de la biodiversidad existente.

El jardinJardines Pequeños

Un jardín de dimensiones reducidas, no carece necesariamente de encanto, con una buena planificación, se puede convertir en un ambiente íntimo y acogedor. Es un espacio que puede abarcarse con una mirada, por tanto, la armonía y el equilibrio, serán muy tenidos en cuenta, pues resultan notorios.

Para diseñarlo, es imprescindible definir la distribución del espacio, las especies a cultivar, los elementos artificiales a incluir. Siempre que se pueda, elegir elementos de calidad. Los elementos a colocar, deben ir a escala con el jardín, no emplear árboles, arbustos, adornos de gran tamaño, pues saturan el espacio y le quitan luz.

El empleo de caminería es aconsejable para jardines de grandes proporciones, pero en los pequeños, resulta un desperdicio. Para crear la ilusión de profundidad, se puede estrechar el jardín al fondo, ya sea por los muros o cercas que lo rodean, como mediante el empleo de vegetación gradual, la más pequeña contra la casa, y la más abundante al extremo del jardín, creando un efecto de perspectiva. Al contrario, para que un espacio parezca más ancho, agregar líneas horizontales notorias.

La construcción en terrazas da la impresión de un espacio amplio. Las formas sinuosas agrandan el espacio. Los setos rectilíneos y densos, cortan el paisaje y sofocan. Los rincones con elementos sorpresa son una forma de provocar la ilusión de que existen más espacios por venir.

Las plantas aromáticas inundan fácilmente un espacio reducido. Los colores claros agrandan el espacio. Evitar la mezcla de muchos colores, achica el espacio. Las plantas de colores oscuros colocadas al fondo del jardín, crean profundidad.

Crear un ritmo, romper las simetrías, intercalar tamaños y formas, buscar la armonía en el equilibrio desacartonado. Las plantas trepadoras desdibujan los límites y dan amplitud (pero cuidando que no sean invasivas, pues pueden apoderarse del jardín).

El empleo de macetas y jardineras permite aprovechar al máximo el sitio. Colocarlas sobre estantes, muros, colgadas, es un modo de ganar espacio. Siempre que sea posible, es conveniente agregar césped. Para cubrir el terreno, emplear hojarasca, grava, madera, piedra, etc.

Es bueno ubicar un punto central de atención, una planta especial, una escultura, vasijas, fuentes, estanques, etc. este punto central debe ser único, para no recargar.

La poda debe ser controlada permanentemente par no perder espacio. Incorporar un foco de agua siempre que se pueda, da un ambiente de relajación que combina muy bien con la intimidad de las pequeñas proporciones.

Califica este artículo con tu voto

 
   

Menú principal
  Bricolaje
  Cocina
  Decoración
  Jardín
  Relaciones

 

 

Artículos relacionados


 

 
 

© Todos los derechos reservados - www.casayvidas.com - 2007